LT Law - шаблон joomla Mp3
Blog Roberto Saenz

Blog Roberto Saenz (6)

 

  

"Nuestras sociedades, sumergidas en el consumismo y la inmediatez, remiten a la compraventa de pedazos de felicidad y trozos de soluciones a quienes intentan encontrar la salida del laberinto que resumela vida al ciclo comprar-usar-botar." 

  


 

fuego 

Hace unos días se conoció una muy buena noticia: la Gobernación de Cundinamarca (Colombia) prepara un grupo de mas de 400 profesores y 50 funcionarios para que impulsen en escuelas y colegios del Departamento una masiva incorporación de niñas, niños y jóvenes de ambos sexos a un programa denominado La felicidad en Cundinamarca un asunto de formación.

Meses antes 1200 estudiantes de la universidad de Yale se inscribieron en el curso “para ser feliz”. La apertura de esta cátedra se convirtió en la formación con más inscritos en toda la historia de ese Alma Mater. De inmediato se decidió compartirla en una plataforma de Internet, bajo el nombre Psicología y Buena Vida, logrando rápidamente miles de inscritos en diferentes países.

Este interés demuestra que la urgencia de buscar respuesta al complejo tema de “ser feliz” tiene plena vigencia. Incluso en sectores socio económicos con niveles de vida en los que parecería estar suplida esa meta, que son los que frecuentan la universidad de marras y muchos de los que suelen buscar en las redes sociales los caminos para superar sus depresiones crónicas o pasajeras.

La verdad es que lo que hoy se conoce como “la búsqueda de la felicidad” ha sido la lucha persistente por optimizar la energía física, emocional y mental para acometer las labores cotidianas y mantener ese “estado de ánimo de quien recibe de la vida lo que espera o desea” lo más prolongadamente posible.

Sin embargo muchos expresan dudas acerca de qué tan transformador puede ser un curso de pocas horas semanales de algo que requiere tanto de la comprensión integral y compleja sobre del abc de la existencia, como del acompañamiento social en todos sus niveles.

No les falta razón a quienes así piensan. Nuestras sociedades, sumergidas en el consumismo y la inmediatez, remiten a la compraventa de pedazos de felicidad y trozos de soluciones a quienes intentan encontrar la salida del laberinto que resume  la vida al ciclo comprar-usar-botar.

Pero muchos de los esfuerzos de instituciones publicas y privadas por dotar a sus alumnos de herramientas que permitan superar los actuales niveles de desconcierto, incluso de franco desprecio e interés por la vida, chocan contra la muralla de los interesados en mantener las cosas como están.

Caso demostrativo el que salió a flote esta semana cuando Redpapaz  puso sobre el tapete lo nocivo que resulta para miles y miles de jóvenes que en las instituciones educativas no ofrezcan en restaurantes y tiendas escolares, alimentos saludables, libres de componentes ultraprocesados y/o altamente azucarados. Las poderosas empresas del ramo desplegaron intenso lobby para evitar o desviar el debate sobre el tema en los medios y en el propio Congreso de la República, quitándole al proyecto de Ley sobre comida chatarra  “el alma” según denuncia la ONG Dejusticia.

Ningún ser humano será feliz si, por ejemplo, alimentarse sanamente se ve impedido por quienes ocultan deliberadamente cuales son los componentes que les venden para “nutrirse”.

Por ello hacer de la brega por mejor calidad de vida (indicador básico de la felicidad) se convirtió en tarea de primer orden para prácticamente todos los seres humanos. La conjugación de las metas personales por lograr un buen estado físico y mental con los objetivos de una sociedad que confronte el deterioro acelerado de las condiciones de vida de sus asociados es la mezcla óptima para alcanzar la elusiva felicidad.

Estas formaciones en los claustros académicos serán positivas como una introducción, como un aprestamiento, a la felicidad. Pero solo alcanzará sus objetivos si deja en el estudiante la clara convicción de que la meta es transformarse así mismo para cambiar el mundo. Es en la acción, es en la práctica, como se aprende a ser feliz.

La primera vez que llegué al Concejo, en el año 1990, la ignorancia frente al tema era tan grande que algunos relacionaban la palabra animalismo con algún tipo de aberración. Para avanzar en la comprensión de las problemáticas relacionadas con los Derechos de los Animales fue necesaria mucha paciencia y tolerancia con las posturas cerradas de la gran mayoría de los concejales.

Rate this item
(0 votes)

La Naturaleza también es víctima

Written by

Destacable el anuncio del Presidente Santos, hecho en el marco de la COP21, en el sentido de orientar gran parte de los recursos que llegarán al país por cuenta de la ayuda internacional para el postconflicto, a la recuperación ambiental de las zonas devastadas por conflicto.

Rate this item
(0 votes)

s innegable que el uso de la bicicleta se ha masificado en Bogotá. Su presencia hoy en las principales vías capitalinas es la evidencia de que miles de ciudadanas y ciudadanos, a pesar de los múltiples peligros, han decidido bajarse del automóvil o del TM y asumir la cicla como su principal medio de transporte. 

Rate this item
(0 votes)

Siempre es un placer cuando los estudios científicos confirman las opiniones que has tenido desde hace mucho tiempo, especialmente cuando lo que piensas va en contra de todo el conocimiento convencional.

Cultura del Buen Vivir © Derechos Reservados 2018   

 Diseño grafico por Gabriela Saenz Mora / gabriela.saenz.mora@gmail.com