LT Law - шаблон joomla Mp3

Respire a conciencia

Written by 

 

"En apariencia es un ciclo mecánico que no tendría porque ser “intervenido”, pero tomar conciencia del ciclo respiratorio es básico para transformar la calidad de vida. Es una puerta de entrada al ancho y poderoso mundo del buen vivir."

 


 

jump 

En cuanto pueda (y si la contaminación atmosférica no se lo impide) respire profundamente. Sentirá como una suave ola de calor y distensión llega hasta la punta de los dedos de manos y pies. El cerebro se despeja y la sensación de tranquilidad le impulsará a repetir el ejercicio. Nada secreto ni misterioso en ello. Es sólo ayudarle al cuerpo a recuperar la energía perdida por largos periodos (días, años) de abandono de esta función natural y vegetativa de alimentación.

 Una persona promedio realiza, cada cinco segundos (a veces mas, a veces menos) este proceso vital que permite la revitalización celular en el que se basa el funcionamiento y desarrollo del organismo.

 Una breve descripción del camino que toma una bocanada de aire hasta llegar a sus destinarias, las células, nos permite establecer que ese proceso resulta beneficiado cuando lo acompaña la conciencia de lo que sucede en el camino.

 Al inhalar, el aire entra por la nariz, donde se calienta, humedece y limpia. Luego pasa por la faringe y, a continuación, llega a las amígdalas, que son una especie de filtro que extingue los organismos nocivos. El aire continúa por la laringe y después por la tráquea, desde allí se distribuye en los dos bronquios, que se conectan a los pulmones.

 Cuando el oxígeno es inhalado y llega a los pulmones, se produce el intercambio energético con la sangre. En los alvéolos, que son pequeños sacos de aire que están en contacto con los capilares, se produce el paso de oxígeno a la sangre.

 La respiración normal surte un proceso divido en cuatro fases: inhalación, retención con aire, exhalación y retención sin aire. En la primera fase de la respiración, inhalación, la nariz capta una cantidad de aire, que es llevada a los pulmones. Para dar espacio, aumentamos el volumen torácico, manteniéndolo así por unos segundos. Allí se produce un lapso breve de retención del aire que inicia su distribución hacia todas las células.

 La siguiente fase es la espiración, que se caracteriza porque la caja torácica se contrae y su capacidad disminuye dejando que los pulmones exhalen el aire hacia el exterior. Luego viene una fase de contracción sin aire que permite un breve descanso al conjunto de aparato respiratorio para luego retomar este vital proceso cíclico.

 La respiración tiene como función oxigenar los tejidos y conservar la vida del organismo. Para que esto ocurra, es necesario el intercambio de energías, que se realiza a través de la sangre y la circulación.

Como se puede apreciar, siendo una función básica del organismo, la respiración se realiza de manera involuntaria y por ello la mayoría de las personas desconoce que al tornarla consciente, y empezar a utilizar la plena capacidad pulmonar, haciendo cuidadosamente su ritmo y profundidad, es posible producir grandes cambios en los planos físico, emocional y mental. Se requiere entonces todo un cambio, una reeducación, en nuestra forma de respirar.

 Desde hace más de 5.000 años culturas ancestrales conocieron los secretos de la respiración y sus técnicas. Las utilizaron como medio para aumentar el torrente de bioenergía en el organismo y desencadenar diversos estados de conciencia. 

Lograron establecer con mucha precisión su impacto en el cuerpo humano logrando que el proceso deje de ser mecánico y se convierta en un fenómeno más profundo y transformador. 
La reeducación respiratoria es entonces un concepto esencial a la hora de establecer metas que nos acerquen de forma práctica y cotidiana a un mejor vivir. En apariencia es un ciclo mecánico que no tendría porque ser “intervenido”, pero tomar conciencia del ciclo respiratorio es básico para transformar la calidad de vida. Es una puerta de entrada al ancho y poderoso mundo del buen vivir. Y, lo mas importante, está al alcance de todas las personas que decidan realizar cambios profundos en su vida, para desde allí emprender la transformación de su entorno y de la sociedad.

 

Read 914 times
More in this category: Coma bien sumercé! »

Cultura del Buen Vivir © Derechos Reservados 2018   

 Diseño grafico por Gabriela Saenz Mora / gabriela.saenz.mora@gmail.com